Puesta en escena y dramaturgia

para eventos de éxito

Detlef Altenbeck, director del laboratorio de ideas marbet m.next de la agencia marbet, ha publicado un libro con el profesor Stefan Luppold (DHBW) sobre el impacto duradero que se busca en los eventos.

Detlef Altenbeck conoce la fuerza que pueden desatar la escenificación y la dramaturgia. No solo ha estudiado la profesión, sino que también ha puesto en escena obras de teatro, óperas y musicales en diversos teatros durante muchos años, además de haber prestado asesoramiento dramatúrgico y ayuda a la puesta en escena de grandes eventos. Desde 2018, dirige el laboratorio de ideas m.next en la agencia de comunicación marbet. Ha escrito, junto al profesor Stefan Luppold, que dirige el ciclo de estudios «Administración de empresas - Gestión de ferias, congresos y eventos» en la Universidad Estatal Cooperativa de Baden-Württemberg (DHBW) en Ravensburg, el libro: «Inszenierung und Dramaturgie für gelungene Events» (Puesta en escena y dramaturgia para eventos con éxito), que fue publicado por la editorial Springer Gabler en mayo de 2021.

¿Cómo puedo crear un impacto duradero en un evento, en lugar de efectos impresionantes que resultan tan vistosos como rápidos de olvidar? El profesional del teatro Detlef Altenbeck se refiere a las leyes del teatro que pueden trasladarse 1:1 a los eventos. La pregunta con la prioridad absoluta es «por qué». En el caso de un acto o evento, hay que tener claro por qué va a tener lugar, qué relevancia tiene y qué mensaje emocional se quiere transmitir. Puesto que esta pregunta queda a menudo sin respuesta, los autores invitan cordialmente a los compañeros del sector de los eventos a entablar un diálogo sincero con el cliente, en el que no debe faltar la convicción interior, la disponibilidad para afrontar conflictos, el valor de contradecir y la tolerancia a los errores de ambas partes.

«Básicamente: el cliente no siempre tiene la razón. La concepción y la puesta en escena no son los servicios de un servidor de la corte».

A todos nos encanta que nos cuenten historias, también en los eventos. La mayor ventaja: las buenas historias permanecen en la memoria, la audiencia permanece atenta e incluso las cifras, que tanto gustan a los organizadores, quedan en el recuerdo de los asistentes si están trenzadas de modo efectivo dentro de una buena historia. Se suele decir que, después de un discurso, el 75 % de la audiencia puede recordar las historias, el 5 % las cifras y el 20 % simplemente nada. Así que cuanto mejor sea la historia, más tiempo será recordada por los asistentes. Altenbeck y Luppold explican de forma ilustrativa y humorística qué aspectos hacen que una historia sea buena y qué elementos y estructura dramatúrgica debe contener necesariamente.

«Es importante evitar a toda costa la monotonía y la uniformidad en la dramaturgia de un evento, por ejemplo, discursos y puntos del programa que tengan todos una misma longitud aproximada y sean similares en tipo y tonalidad, en forma y ritmo. Un evento debería parecerse a una ópera de Mozart»

¿Cómo afectan la ubicación, la iluminación y los asientos al carácter de un evento? ¿Cómo debe iniciarse un evento? ¿Qué señales debo enviar para conseguir el efecto que busco? No debe haber nada que sea predecible o uniforme, nada que pueda aburrir. Pero la falta de defectos también es aburrida. Aunque un evento debería desarrollarse de modo perfecto, los «contratiempos» incorporados y planificados distienden el ambiente de modo muy eficaz. A los participantes les encantarán. ¿Sigue utilizándose el tan socorrido hilo conductor? ¿O solo debe recurrirse a él en casos de emergencia para dar a los actos vacíos y sin sentido una apariencia agradable que oculte la vacuidad?

Si quiere saber qué ropa deben llevar los oradores, en qué afecta la longitud de los calcetines, cuál puede ser el valor de un discurso flojo y qué será lo siguiente en la industria de los eventos, encontrará todas las respuestas en este libro.

«No hay que ser profeta para predecir una cosa: en el futuro, habrá menos viajes de negocios, menos grandes ferias, menos eventos de magnitud y menos eventos presenciales. En su lugar, habrá más eventos digitales, más eventos híbridos y mayormente actos más pequeños, y luego sobre todo eventos analógicos. Los deseos de los clientes en materia de neoecología y sostenibilidad son cada vez mayores, y la etiqueta ‘evento verde’ es cada vez más importante».

date

10/05/2021

author

m.next